elbikramyogui

El Bikram Yoga cambió mi vida. Ahora dedico mi vida a compartir los beneficios del Bikram Yoga con el resto del mundo. Entra, relájate y… ¡disfruta!

En casa

5E1063B3-3EBA-4BFB-B49B-57214BE869B3Llevo año y medio sin publicar en el blog, ya pensé que nunca volvería a hacerlo. Mi vida era tan ajetreada como la de todos, mi estudio de bikram yoga ocupaba todo mi tiempo, no me quedaba un minuto libre para sentarme a escribir.

Pero de repente todo cambió, me vi obligado a cerrar de un día para otro, así que apagué las máquinas de calor y humedad por primera vez en mucho tiempo. Y me fui a casa, a encerrarme, como todos, y así seguimos…

Vivimos en una especie de sueño, mejor dicho pesadilla. Un paréntesis en nuestra vida, que se abrió hace ya más de dos semanas y no sabemos cuándo se cerrará. Todos deseamos que sea pronto, pero la incertidumbre es total.

El tiempo se ha detenido y ahora nos sobra. Podemos hacer muchas cosas que antes no podíamos hacer, pero por desgracia no podemos hacer lo que queremos que es salir a la calle y divertirnos como antes. Porque estamos confinados en casa.

Esta cuarentena obligada tiene su razón de ser y es una razón de peso. Reconozco que al principio me costó entenderla pero la crisis sanitaria provocada por el coronavirus nos ha superado a todos y ya nos ha tocado de lleno a casi todos.

Ya no es solo el exceso de información de internet y televisión. En los últimos días han fallecido mi tía y los padres o madres de varios amigos. Todo es tremendo, excesivo, incomprensible, injusto, puedo seguir así pero me faltan adjetivos.

Pensar en lo que vendrá después aterra más todavía, sé que me costará salir adelante después de este parón obligado. Con mi negocio cerrado y sin ingresos, toda ayuda será poca para salir del agujero. Menos mal que soy optimista y confío en lograrlo con mi esfuerzo.

Sin duda es mejor no pensarlo, no pensar en el futuro ni tampoco en el pasado. Tratar de vivir cada día, de disfrutar del presente, tan diferente de lo que estamos acostumbrados. El yoga me ha enseñado a vivir el presente, aquí y ahora, nada más.

Intento practicar yoga en estos días, pero tampoco es el mismo bikram al que estoy acostumbrado. Me faltan el calor y la humedad, que tanto me ayudan a estirar y disfrutar. Pero sigue siendo yoga, como digo cuando se rompen las máquinas.

Si practicas yoga en casa, en estos días, hazlo con cuidado y sin forzar, para no hacerte daño. Calienta bien tu cuerpo, postura a postura y profundizando solo en el segundo set. Solo así podrás hacer la postura del camello sin miedo y sin peligro, para dejar que salga toda la tensión acumulada en estos días y seguir adelante, con ánimo y sin salir de casa.

Un comentario el “En casa

  1. perlita1
    2 de abril de 2020

    Que gusto de verte volver. Este encierro tiene para un par de meses más por lo menos, tiempo suficiente para que escribas y publiques fotos y comentarios de esas tan hermosas imágenes, pura geometría, edificios que con tu mirada vemos diferentes…peros de una gran belleza. Ojalá te animes.
    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 2 de abril de 2020 por en Mi vida y etiquetada con , , , , .

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: