elbikramyogui

El Bikram Yoga cambió mi vida. Ahora dedico mi vida a compartir los beneficios del Bikram Yoga con el resto del mundo. Entra, relájate y… ¡disfruta!

Reflexiones en cuarentena

Seguimos encerrados, confinados en casa, casi llevamos un mes. Y esto parece el mundo al revés: como pájaros enjaulados, miramos al exterior a través de las rejas, y vemos las aves que vuelan en libertad, surcando un cielo más limpio que nunca, cantando felices con más fuerza que nunca. Son días de fiesta y las calles están vacías, las plazas y playas vacías, ciudades y campos vacíos donde la naturaleza, libre, se abre camino. Mientras, en las casas, la gente se pelea por bajar la basura o pasear al perro, algo impensable hace un mes. El mundo al revés.

Todos los días parecen iguales, pero todos son diferentes, como las clases de Bikram Yoga. Solo noto el paso del tiempo por los cambios de tiempo, porque el cielo cada día es diferente. Cuando sale el sol estoy alegre y con ganas de hacer ejercicio, luego me siento a tomar el sol, cierro los ojos y me siento feliz. Imagino que estoy en la playa, tumbado en la arena… ¡Quién pudiera! No hay que desesperar, algún día podremos, por ahora solo nos queda soñar.

Los días nublados, oscuros y lluviosos, como hoy, me siento triste y melancólico. Entonces no tengo ganas de hacer nada, solo de escribir. Porque escribir siempre ha sido mi terapia, la manera de dejar salir lo que pienso y lo que siento, la forma de ordenar mis ideas. Porque estos días largos de acostarme tarde son seguidos de largas noches de no dormir, de ver mi vida pasar ante mí. Momentos cercanos y algunos lejanos, que casi tenía olvidados…

Es ahora momento de reflexionar sobre todo lo que está pasando, algo que ninguno de nosotros hubiera imaginado vivir. Parece que estamos en una película o en nuestra peor pesadilla, pero una vez más la realidad supera a la ficción. Vivimos una guerra contra un enemigo invisible, un virus que causa estragos, para el que no hay cura. Solo los mayores, los que vivieron la guerra, recuerdan algo parecido. Y son ellos, los mayores, los que se llevan la peor parte. Muchos ya nos han dejado, otros lo harán, seguro.

Todo está siendo duro y diferente en esta cuarentena sin precedentes. Vivimos el día a día, el presente, sin pensar ni preocuparnos. Es lo mejor para aguantar, pero a veces hay que parar y reflexionar. Queremos que todo vuelva pronto a ser como antes, pero eso ya es imposible. Porque este confinamiento nos cambiará a todos, a cada uno como individuo, pero también en conjunto, como sociedad. Y eso es bueno porque los cambios son buenos, debemos aprender de nuestros errores anteriores y tratar de corregirlos para el futuro.

Que esta cuarentena sea una metamorfosis para todos, que nos convierta en seres mejores, más conscientes y solidarios, más cariñosos y ecologistas, con más valores. Después de este tiempo encerrados como crisálidas, saldremos pletóricos, con ganas de abrazar y compartir amor con nuestros seres queridos, la familia y los amigos. Valoraremos las cosas de otra manera y eso será positivo, pero debemos dejar a un lado las diferencias para estar unidos.

Este virus lo paramos unidos, es el eslogan, y creo que es cierto. Ya lo estamos consiguiendo, con el esfuerzo de todos, pero queda mucho camino por delante. No será un camino de rosas sino de espinas, pero es que no hay rosa sin espinas. Debemos apoyarnos unos a otros para lograr salir adelante. Para que todo vuelva a ser como antes, o diferente, incluso mejor que antes. ¿Por qué no? La esperanza es lo último que se pierde y soy optimista por naturaleza, hay que sacar fuerzas de flaqueza en los momentos difíciles.

Todos los que practicamos bikram yoga sabemos que no se trata de deporte, sino de salud. Por eso espero que pronto pueda volver a abrir las puertas de mi estudio para dar clases de bikram yoga. Es algo de primera necesidad para todos los que practicamos, echamos de menos el calor y la humedad de nuestra sala, nos ayuda a estar mejor de salud, física y mental. En estos tiempos difíciles, la salud es lo más importante y debemos cuidarla, debemos cuidarnos. Seguid haciéndolo, para poder vernos y abrazarnos pronto. ¡Namasté!

Un último apunte: si queréis colaborar con Bikram Yoga Pozuelo para que podamos abrir cuando sea posible, tenemos dos ofertas que podéis comprar online desde aquí ahora y disfrutar de las clases cuando volvamos.

3 comentarios el “Reflexiones en cuarentena

  1. perlita1
    13 de abril de 2020

    Amigo, ya las cifras están mejorando en España, ya hay esperanza, aunque no hay que bajar la guardia, eso sí! Aún faltan algunos días de encierro si abrazos ni besos. Hay que seguir siendo cuidadosos, evitando a este desgraciado virus, sea de ida o de vuelta…alimentándonos lo mejor posible, haciendo algo de ejercicio para no anquilosarnos y poder retomar la vida en cuanto se den las condiciones. Abrazos virtuales para ti.

    Gabriela

  2. Nohra
    15 de abril de 2020

    Me encantó leerte Carlos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 12 de abril de 2020 por en Reflexiones y etiquetada con , , , , , , .

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: